Comience hoy mismo su viaje a OmniShell.

Poner en marcha una operación de recarga de vehículos eléctricos es una tarea estimulante y compleja, tanto si se trata de instalar un único cargador como de equipar toda una flota. Cuando colabora con Hypercharge, el procedimiento se vuelve sencillo, manejable y sin complicaciones durante todo el proceso. Vamos a esbozar las etapas clave que vamos a pasar juntos para asegurar un lanzamiento triunfante, comenzando con nuestra discusión inicial y concluyendo con el cobro de su ingreso de carga inaugural.

1. Determine sus necesidades de carga para VE

  1. Quién utilizará los cargadores.
  2. Qué tipo de cargador EV.
  3. Dónde deberían ir.
  4. ¿Cuáles son sus objetivos?
  5. Cuántas estaciones de recarga.
  6. Qué modelo de propiedad.

2. Planifique su infraestructura de recarga de VE

Conectar

OmniShell puede ponerle en contacto con expertos cualificados y de gran reputación en su zona.

Ajustar

Su gestor de cuentas especializado de OmniShell colaborará con usted y con su contratista eléctrico para garantizar que la infraestructura sea compatible con los cargadores que se van a instalar. Es posible que juntos decidamos realizar ajustes en el plan de trabajo, como cambiar la ubicación del lugar de carga o el tipo o número de cargadores.

Preparado para el futuro

Cuando sea posible, podemos aconsejarle que sobredimensione la infraestructura eléctrica para poder añadir más cargadores en el futuro sin necesidad de grandes actualizaciones, lo que puede ahorrarle miles de dólares.

Estimación

Una vez concretados los planes, el contratista eléctrico proporcionará una estimación de los costes y obtendrá los permisos necesarios.

3. Instalación y puesta en servicio

A medida que avance la instalación de la infraestructura eléctrica y las estaciones de recarga, OmniShell le mantendrá informado de los progresos con actualizaciones periódicas. A continuación, los cargadores instalados se someterán a un proceso denominado "puesta en servicio", que los conecta a la red pública y garantiza su funcionamiento correcto y seguro.

4. Tiempo de formación

El último paso antes de poner en marcha sus estaciones de recarga es una sesión de formación de demostración con el personal de Omnishell para aquellos que vayan a gestionar el sistema.

5. Apoyo continuo

Nuestra colaboración no termina una vez que los cargadores están en funcionamiento. Todas las estaciones OmniShell incluyen una garantía básica o completa, y su gestor de cuenta se asegurará de que cualquier trabajo de mantenimiento o reparación se realice de forma eficiente y puntual. Nuestro programa de mantenimiento preventivo previene los problemas con revisiones periódicas.

es_ESES